Movistar encabeza la armada española en la Clásica de Almería


La Voz

18:29 • 13 feb. 2020

Movistar, único equipo de categoría World Tour del pelotón español, encabezará la potente armada española que el próximo domingo desembarcará en el puerto de Roquetas de Mar, desde donde se dará la salida a la 33ª edición de la Clásica de Almería.

Pero los telefónicos no serán los únicos equipos que defenderán los intereses del ciclismo español en la primera clásica de la nueva Pro Series en territorio europeo. Así, junto a Movistar llegarán a tierras andaluzas Burgos-BH, Caja Rural-RGA y la Fundación Euskadi-Orbea o, lo que es lo mismo, la totalidad de los equipos de categoría Continental Profesional españoles a los que hay que sumar a los invitados Kern-Pharma y Kometa-Xstra, a los que la organización de la carrera almeriense ha querido dar la oportunidad de medirse con las mejores escuadras del mundo y, de esta manera, potenciar la irrupción de nuevas figuras en el siempre necesitado panorama ciclista nacional.

El belga Jürgen Roelandts será una de las principales bazas de Movistar en la línea de meta de Roquetas de Mar. El veterano corredor de 34 años llegará a la Clásica de Almería tras haber formado parte del bloque telefónico que arrancó el año en Australia y deberá apuntar, ya en un terreno más propicio para él, los primeros pasos de cara a la siempre importante campaña de clásicas de su país.

Tercero en la Vuelta a Flandes (2013) y Milán-Sanremo (2016), Roelandts llegó en 2019 a Movistar para dotar al conjunto español de mayo fondo de armario y experiencia en las pruebas de un día, citas en las que, tradicionalmente, el equipo de Unzue no ha sido tan potente como en grandes vueltas.

Junto al belga, Albert Torres, campeón del mundo de madison (Cali, 2014) y doble campeón de Europa en esa misma modalidad (Grenchen, 2015 y Saint Quentin, 2016) y ómnium (Saint Quinten, 2016 y Berlín, 2017) podría ser una de las bazas en la recta final de la Avenida Rey Juan Carlos I. El corredor balear es, sin duda, una de las grandes incógnitas de este Movistar ya que, a sus 29 años, ha conseguido, al fin –junto a su inseparable Sebastián Mora–, un hueco en un potente equipo de ruta en el que, ahora, deberá mostrar hasta donde es capaz de llegar en comparación con su fenomenal carrera en los velódromos. Sin duda, la Clásica de Almería puede ser un escenario inmejorable para comenzar ese reto.

Junto a ellos, Marc Soler será uno de los grandes nombres del pelotón que se dé cita en Roquetas de Mar el día 16 de febrero. Ganador de la París-Niza en 2018 y, sobre todo, tras haber estrenado su palmarés de 2020 a las primeras de cambio en el Trofeo Pollença-Andratx de la Challenge de Mallorca, el corredor de Vilanova i la Geltrú se enfrenta a un año que puede ser crucial para él.

Tras la marcha de Nairo Quintana y Mikel Landa, Soler se enfrenta al objetivo de convertirse, junto a Alejandro Valverde y Enric Mas, en uno de los líderes claros del equipo Movistar. Es cierto que la Clásica de Almería no es, a priori, una prueba que se adapte a sus características, pero su indudable calidad y el buen arranque de campaña que está protagonizando le convertirán en uno de los hombres a vigilar en la carrera.

Junto a ellos, Movistar formará con Antonio Pedrero, Jorge Arcas, Héctor Carretero y el neoprofesional Iñigo Elosegui, una de las grandes promesas del ciclismo español que, tras dos muy buenas campañas en el Lizarte, terminó cuarto en la clasificación del mejor joven en su carrera de debut profesional, la Vuelta a San Juan disputada hace apenas tres semanas en Argentina.



Source link

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*