Orange y Vodafone se lanzan a la guerra por los datos ilimitados y presionan a Telefónica


La filial del grupo francés asume la creciente pelea en la gama de precios altos… y en el ‘low cost’

En un mercado donde se destruye valor y los ingresos van a la baja, la búsqueda de la rentabilidad tiende a la polarización. Eso es lo que está pasando en el sector de las telecomunicaciones, donde los grandes operadores parecen inmersos en una creciente guerra por dos segmentos. Por un lado, el más barato, el ‘low cost‘. Por otro, el más caro, el de los clientes que están dispuestos a pagar más por tener todo, llamadas de móvil, datos, fibra, contenidos audiovisuales… Y ahí, Vodafone y Orange han roto la baraja al ofrecer datos ilimitados; donde Telefónica, de momento, no ha entrado.




“Nosotros queremos ser un actor racional. La oferta ilimitada tiene sentido para los paquetes de valor, no tiene sentido extenderlo de manera masiva, extender la guerra de precios”, explicó este jueves el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, durante la presentación de resultados de la compañía de 2019.

En el caso de la filial francesa, esas tarifas de datos móviles ilimitados parten de los 74,95 euros (y 100 Mbps de fibra); hasta ‘el ilimitado premium max’, a 91,95 euros, con 600 Mbps, incluido Netflix y Amazon Prime.

Orange se suma al tirón de las ilimitadas, donde Vodafone desembarcó en la primavera de 2019. En ese momento, la filial de la operadora británica buscó diferenciarse de sus competidores, después de decir adiós al fútbol en sus paquetes de contenidos audiovisuales, algo que le ha pasado factura en sus resultados.

La tarifa más alta de Vodafone es One ilimitada Total (con fibra de 1Gbps), que parte actualmente de los 54,99 euros al mes, pero sólo durante tres meses, porque fuera de esta oferta el precio se eleva hasta 109,99 euros.

Mientras, Telefónica ha decidido quedarse fuera de esta competencia. Su consejero delegado, Ángel Vilá justificó, en una entrevista a ‘La Vanguardia‘, que “uno de los retos del sector es la monetización de los datos y mientras el consumo de datos se incrementa un 50% cada año, nuestros ingresos no suben en esa proporción. Lo que estamos viendo es una oferta de datos ilimitados, pero que segmentan en velocidad y pueden limitar la experiencia del usuario”.

PELEA POR EL ‘LOW COST’

Y si crece la competencia en la gama más alta, también en el ‘low cost’. Ahí Orange tiene previsto lanzar en el próximo trimestre tarifas convergentes con sus marcas más baratas, Simyo y República Móvil. “Hemos arrancado con Amena y vamos a entrar para capturar, tenemos marcas para hacerlo”, afirmó Paillassot al justificar el porqué de este enfoque.

“Un 40% de las nuevas altas va al ‘low cost’, ahora mismo nuestra cuota de mercado es pequeña y tenemos mucho potencial utilizando las tres marcas, que tienen reconocimiento y posicionamiento diferente y complementario”, argumentó el director general del segmento Residencial de Orange, Diego Martínez.

Y otra pelea de las ‘telecos’ son los nuevos servicios. Orange se ha posicionado en el segmento financiero con Orange Bank que, de momento, sigue siendo sólo para clientes de la operadora. Cerró enero con 4.600 clientes y espera concluir febrero con más de 10.000. El millón de clientes se fija para el décimo cumpleaños del banco y el ‘break even’ para cuando alcance cinco ejercicios. Antes, el próximo junio, prevé ofrecer créditos.



Source link

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*