Timo de la portabilidad o doble llamada: en qué consiste y cómo evitarlo


A menudo suena el teléfono y es una persona que dice hablar en nombre de otra operadora, con objeto de ofrecernos unos precios y condiciones irresistibles. En realidad, quien llama no es un empleado de la operadora en cuestión, ya que las empresas de telefonía subcontratan el servicio de captación de clientes mediante comisiones; de ahí que los operadores suelan ser muy insistentes.

Pero hay una situación peor: cuando alguna de estas subcontratas recurre a métodos no demasiado ‘limpios’. Uno de ellos es hacerse pasar por la operadora con la que tiene contratado el servicio el titular de la línea, para informarle de que van a subir las tarifas (entre 15 y 20 euros al mes) e imponerle un periodo de permanencia. Un rato después, esa persona recibe una o varias llamadas más, todas supuestamente de distintas operadoras, aunque solo una de ellas le ofrece un contrato realmente ventajoso. Es el timo conocido como ‘la doble llamada’, que hace unos días denunció en Twitter el usuario @cfenollosa:

Entre las respuestas al tweet de Fenollosa hay numerosos casos de personas con las que se intentó el mismo método, llegando a surtir efecto. Alguno de los usuarios afirma que, en la llamada, la excusa que recibió para justificar la subida fue «porque se activaba el 5G».

Es una práctica similar a las que se producen habitualmente en sectores como la luz o el gas, bien mediante llamadas telefónicas, bien con la visita de comerciales. Éstos solicitan echar un vistazo a las facturas de nuestra empresa para demostrar que nos están cobrando de más, cuando no argumentan que la misma va a cesar el suministro en la zona (por lo que necesitamos formalizar un nuevo contrato).

Este método fue puesto en evidencia por el director de desarrollo de negocio de Telefónica, Pedro Serrahima, quien ya en septiembre de 2019 contestaba a un tweet de alguien a quien se había intentado engañar de esta manera. En el caso de Fenollosa, al ser mencionado, Serrahima -artífice del éxito de Pepephone antes de irse a Telefónica- respondió de manera tajante cuál debería ser la respuesta:

Un método que se utiliza desde hace tiempo

Esta práctica no es nueva. A Manuel C. le sucedió algo muy parecido hace ya un tiempo, repitiéndose el mismo modus operandi que explicaba Carlos Fenollosa en su tweet. Sonó el teléfono y era alguien que llamaba en nombre del operador de telefonía. Le informó de una subida bastante alta de las tarifas, aunque hacía poco que había renovado el contrato con la operadora. La actitud de esta persona era bastante desafiante y algo maleducada, algo que parece habitual en este método de marketing. Manuel se enfadó y se desahogó a fondo con su interlocutora pero «en caliente, no me di cuenta», dice. Ese ‘en caliente’ es la baza con la que juegan estos comerciales con pocos escrúpulos: el cliente se enfada tanto ante la noticia, sobre todo si encima le hablan de permanencia y de que tiene un tiempo determinado para irse a otra empresa, que reacciona de forma emocional e impulsiva.

La interlocutora se mostró bastante descarada y le acabó colgando el teléfono. Una hora después recibió una nueva llamada en nombre de otra operadora ofreciendo unas tarifas ventajosas: «Me dijo que sabían que la competencia estaba subiendo los precios y por eso estaba llamando». Mientras estaba hablando con esta segunda persona de lo que había sucedido, cayó en lo extraña que era la coincidencia de las dos llamadas en tan corto espacio de tiempo.

Obligación de informar un mes antes por escrito

Aparte de que en esa primera llamada se produce suplantación de identidad, estos métodos parten de una falsedad, ya que cualquier cambio en las condiciones del contrato con el operador (incluida la modificación de las tarifas) debe notificarse con un mes de antelación. Aunque sea en la letra pequeña de las facturas. Ninguna operadora llama por teléfono para avisar de ese cambio.

Antes de la pandemia se produjeron casos en los que, en esa segunda llamada, se decía que la oferta era recomendada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Algo falso, por lo que la propia OCU denunció ante la policía la utilización fraudulenta de su nombre y la estafa a los consumidores. También pidió a las empresas de telefonía que vigilen sus procedimientos de captación de nuevos clientes, para que no se produjesen portabilidades con prácticas deshonestas.

En estos casos, antes de dejarse llevar por el enfado en la primera llamada, se puede contactar al servicio de atención al cliente de la operadora para verificar si es cierta la subida.

El decreto de alarma del gobierno publicado a mediados de marzo prohibió la portabilidad para las líneas móviles y fijas que exigieran la visita presencial de sus trabajadores, aunque su término ha supuesto el retorno de estas prácticas poco limpias.





Source link

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*