Telefónica llama a un pacto digital durante la presentación de sus resultados | Actualidad





Recomendados: 


Creación de aplicaciones seguras: recomendaciones para los servicios financieros Leer 


Los desastres ocurren… ¿tienes un plan de continuidad de negocio? Webinar

Los resultados de Telefónica se han visto afectados con virulencia por el impacto de la pandemia, a lo que hay que sumar la depreciación de las divisas latinoamericanas. En el segundo trimestre, los meses más duros del brote del coronavirus, su beneficio se redujo hasta los 425 millones de euros, un 50,7% menos que en el mismo periodo de 2019; los ingresos, un 14,8%, y el oibda, un 25,3%. En términos semestrales, el beneficio disminuyó un 53,5% situándose en los 831 millones, mientras que los ingresos lo hicieron en un 10% (21.705 millones), el resultado operativo, un 40% y el oibda, un 20%.

La compañía ha subrayado que se ha podido limitar el impacto con una sólida gestión operativa de control de costes y de inversión, y mantendrá su dividendo, así como sus planes a futuro. “Telefónica también ha presentado hoy los resultados del segundo trimestre, marcados por una gestión operativa y una gestión financiera que ha permitido compensar en parte el impacto financiero de la COVID-19 y de la depreciación de las divisas. La compañía ha confirmado las previsiones para el ejercicio y el dividendo correspondiente a 2020”, explicó.

La operadora ha dado detalles también los avances en la ejecución de sus prioridades estratégicas, dando pasos clave en sus cuatro principales mercados, optimizando los activos de Hispam, y avanzando en la ejecución de planes en Telefónica Infra y Tech y de su nuevo modelo operativo.

Como muestra, recordó que, a lo largo del segundo trimestre, la operadora cerró la mayor operación corporativa de su historia el pasado mes de mayo, la integración de O2 y Virgin Media en Reino Unido, en pleno y, en junio, reforzó Telefónica Infra con la venta de 10.100 torres en Alemania a Telxius. Con esa operación, la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones duplicaba su tamaño, hasta los 33.000 emplazamientos globales.

Hace unos días, Telefónica, junto a TIM Brasil y Claro, presentaba una oferta vinculante en Brasil para la adquisición del negocio móvil de Oi: una operación que permitirá generar valor a través del crecimiento y generación de eficiencias operativas y mejoras en la calidad del servicio. Y también esta misma semana, Telefónica ha alcanzado un acuerdo para la desinversión de la filial en Costa Rica. Esta operación tiene un doble valor: se produce después de que Millicom incumpliera su acuerdo de compra y confirma la enorme capacidad de reacción y resiliencia de Telefónica, capaz de hacer lo más difícil en los momentos más difíciles.

En términos operativos, Telefónica ha mantenido también su liderazgo en fibra, con más de 130 millones de hogares pasados a cierre de junio. Su presidente José María Álvarez-Pallete se ha comprometido a llevar la fibra óptica a todo el país para 2025, que considera clave para impulsar “la digitalización completa de España” y “reactivar la economía”.

Este compromiso está enmarcado dentro de su propuesta para un Pacto Digital para establecer unas reglas del juego adaptadas a la nueva realidad y evitar las desigualdades en el mundo digital, fomentar el acceso a la conectividad de nueva generación y a la protección de los derechos humanos frente a las amenazas tecnológicas.

Sus ejes son los siguientes: impulsar la digitalización para una sociedad y economía más sostenible; abordar las desigualdades invirtiendo en las aptitudes digitales y adaptando el Estado de bienestar; construir una conectividad inclusiva y sostenible; garantizar una competencia justa mediante la modernización de los marcos fiscales, regulatorios y de competencia, mejorar la confianza mediante un uso ético y responsable de la tecnología.

Según Álvarez-Pallete, “ahora, más que nunca, necesitamos un Pacto Digital que recoja las contribuciones, las aspiraciones y los anhelos del conjunto de la sociedad. Ahora tenemos la oportunidad única de entrar de lleno en la Cuarta Revolución Industrial y conseguir una cooperación eficaz entre gobiernos, empresas y sociedad civil. Este es el camino hacia una sociedad más sostenible, justa, inclusiva y digital”.

A su juicio, debería traducirse en una reducción real de la desigualdad a través de una mejora de las habilidades digitales de las personas. Por eso, el directivo explicó que “Telefónica hace un llamamiento a favor de programas de digitalización de los trabajadores y de los estudiantes de todos los niveles formativos, y una modernización de la legislación social que esté en consonancia con la transformación digital que vivimos”.





Source link

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*